Publicado el por en Aunque usted nos lo crea, Internacional.

OrtegaSanandresitos

Un detalle crucial que hasta ahora había sido ignorado contiene la segunda demanda del país centroamericano contra Colombia presentada ante la Corte Internacional de Justicia el 16 de septiembre de 2013, poco antes de que fuera efectiva la denuncia que hiciera Colombia del Pacto de Bogotá.

En una línea del texto que hasta ahora se había mantenido en reserva queda claro que los sanandresitos del país hacen parte integral de las pretensiones del país que gobierna Daniel Ortega.

“Es innegable que el trasfondo étnico-cultural que ha posibilitado la existencia de estos enclaves está intrínsecamente ligado a la isla que fue, es y será territorio nicaragüense. En tal medida, por simple conexidad, al ser la existencia de San Andrés condición de posibilidad para la existencia de los sanandresitos, es incuestionable la soberanía de nuestro país sobre ellos”, se puede leer en el texto.

La noticia cayó como un baldado de agua fría en el Gobierno y en la Cancillería, donde fuentes que no quisieron revelar su nombre reconocieron la solidez de la argumentación de Nicaragua, preocupación que aumenta al constatar que de tiempo atrás agentes de inteligencia de este país han venido adelantando contactos con los líderes de los principales sanandresitos del país, el de la 39 en Bogotá, “el Hueco” de Medellín y “la Isla” de Bucaramanga, entre otros. Su estrategia ha sido convencerlos de las bondades de pertenecer a un estado en el que ni siquiera existe el RUT, mucho menos la Policía Fiscal y Aduanera y que, en cualquier caso, si existiera, “les saldría carísimo venirse hasta acá”.

Ha trascendido que el apoderado del país sería Ernesto Samper, quien, como es por todos conocido, desde hace varias décadas tiene en estos comercios un fortín político. Al parecer, la estrategia consistiría en intentar una conciliación, aprovechando además su cercanía y afinidad con Ortega. Según supimos, la primera oferta consistiría en garantizarle al polémico líder una provisión permanente y a placer de zapatillas, trago sin estampillar,  juegos, películas, pero sobre todo pistachos además de diez (10) potes de crema Ponds para su esposa.

Comentarios

Comentarios