Publicado el por en Judicial, Paranormal, Última hora.

El Espíritu Santo, en entrevista exclusiva para Actualidad Panamericana
El Espíritu Santo, en entrevista exclusiva para Actualidad Panamericana

En declaraciones exclusivas a Actualidad Panamericana, el Espíritu Santo negó rotundamente cualquier vinculación con el polémico partido político MIRA o con su líder,  María Luisa Piraquive, que provocó una polémica de proporciones bíblicas al negar la participación de discapacitados en su culto.

“El Espíritu Santo nos enseñó que por causa de la conciencia, el predicador que esté ahí, en el púlpito, debe ser una persona que tenga todos sus miembros”, dijo Piraquive, quien constantemente envía mensajes, supuestamente comunicados a ella por el Espíritu Santo.

En el libro Vivencias, escrito por María Luisa Piraquive y publicado en 2007, la pastora dice comunicarse con frecuencia con el Espíritu Santo, lo cual este último negó, al ser consultado por los periodistas de AP: “A María Luisa la vi solamente una vez, en un cóctel. Me la presentó un amigo en común, pero no pudimos hablar, pues ella se desmayó cuando me vio y empezó a hablar en lenguas, y a mi las viejas lenguaraces no me agradan mucho. Me huele que detrás de esto hay una conspiración de mi enemigos místicos”.

El Espíritu Santo dice que, de ser llamado por la Fiscalía como testigo en las investigaciones que se han iniciado en contra de Piraquive, asistirá, pero: “no tengo mucho que decir, pues la verdad no conozco a esa señora. No sé por qué me nombra a cada rato y dice que yo le mando mensajes. Ni siquiera tengo smartphone porque en el cielo la señal solo coge en muy pocos lugares”. Puntualizó.

En el libro lo relacionan con sospechosas donaciones en dinero y especie. Literalmente lo citan: “Les voy a dar un carro para que lo disfruten y viajen por todos los templos, porque tendrán que viajar mucho; también les voy a dar mucho dinero para que vivan bien”. Sobre ese tema, El Espíritu respondió: “Yo de dónde, míreme, soy más pobre que Pepe Mujica, ando en chancletas y ni cuenta bancaria tengo. Díganle a esa señora que me deje de citar, que ella sabe que en el cielo nos vamos a encontrar”.

Comentarios

Comentarios