Publicado el por en Bogotá, Judicial, Salud y bienestar.

Un nuevo acto de abuso de la fuerza por parte del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (ESMAD) se conoció esta mañana. Una manifestación de personas con cuadro agudo de depresión que pedían en la Plaza de Bolivar que no se implantara un impuesto al Prozac, fue brutalmente reprimida por esta unidad policial que lanzó, sin mayores contemplaciones, una abundante descarga de gases lacrimógenos.

Las personas, que ya estaban llorando, fueron expuestas sin razón a los gases aumentando su llanto y empeorando su condición.

El vocero del ESMAD, intendente Gustavo Gómez, manifestó que el hecho estuvo dentro de la normalidad: “Un héroe patrullero de nuestra amada institución efectivamente activó un gas lacrimógeno, que afectó a los subversivos. Quiero aclarar que la tristeza es un estado que no se permite en este país y está criminalizada socialmente. Los manifestantes fueron expuestos a un partido de la selección, un disco de Juanes y un stand up de Alejandro Riaño, pero en lugar de dispersarse, su depresión aumentó, y es por esto que nuestros efectivos se vieron en la obligación de lanzar el artefacto no letal siempre cumpliendo con todos los protocolos de protección a los derechos humanos y sin criminalizar la protesta social, la cual respetamos.”

Si bien no se reportaron heridos de gravedad entre los manifestantes, fuentes de la la alcaldía manifestaron que se sienten aliviados de que la protesta, por una vez, no fuera causada por medidas del alcalde Peñalosa.

Comentarios

Comentarios