Publicado el por en Crisis, Nacional, Política.

Nuevos y lamentables sucesos se registraron hoy debido a los enfrentamientos entre camioneros y el  Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) producto del paro camionero. En horas de la mañana un escuadrón de 30 hombres se desplazó desde Duitama hasta cercanías del Pantano de Vargas con la orden perentoria de reprimir una supuesta manifestación que se estaría llevando a cabo a esa hora.

Según confirmaron reporteros de Señal Duitama, los miembros del escuadrón antidisturbios llegaron acompañados por dos tanquetas y estuvieron buscando durante cerca de dos horas a los manifestantes, comenzando desde el Puente de La Balsa hasta llegar al monumento a los lanceros, monumento que, según parece, al ser confundido con un grupo de camioneros  fue  atacado por algunas de las  unidades.

Luego de ocurrido el suceso se pudo confirmar que, además de que hace falta una de las estatuas, algunas presentan serías averías producto del ataque; por ejemplo, a la efigie del Subteniente Saturnino Gutiérrez le falta una oreja y media nariz, al parecer por haber sido impactada con un  proyectil de gas lacrimógeno; del mismo modo, el pecho del Capitán Celedonio Sánchez habría sido brutalmente acribillado con balas de goma. Sin embargo no todo fue malo, pues las figuras del Capitán Julián Mellao y del Teniente Pablo Matute hoy lucen relucientes gracias a que una de las tanquetas presentes en los hechos buscó reducirlas a punta de chorros de agua a presión.

Una vez finalizado el episodio, logramos obtener declaraciones del oficial ESMAD Honorio Caicedo,  quien, aún bastante agitado, nos dijo que “a nosotros se nos dio la orden específica de buscar a unos facinerosos con talante de camioneros que estaban causando el desorden en la zona. Se nos informó de que venían en gavilla y estaban armados con objetos contundentes como varillas, crucetas y objetos metálicos de largo alcance. Afortunadamente gracias a nuestras labores de inteligencia los pudimos ubicar y, aunque nos costó bastante trabajo, dada la feroz resistencia que opusieron algunos, los logramos reducir. Por este motivo podemos dar el parte de victoria e informar a la ciudadanía que ya tenemos cautivo a su presunto líder, un tal Rondón, quien en estos momentos se encuentra dentro de una de las tanquetas y  en las próximas horas será puesto bajo órdenes de la Fiscalía. El único percance reportado fue un ataque cobarde al patrullero Caicedo que resultó descalabrado al estrellarse contra los testículos de uno de esos caballos desadaptados ¡Dios y Patria, mantener el orden es nuestro deber!”

Comentarios

Comentarios