Publicado el por en Tecnología, Tendencias.

Los estafadores no dan tregua, ni hacen distinciones a la hora de escoger sus víctimas. Los más recientes fueron los organizadores del festival Estéreo Picnic que se celebra todos los años en Bogotá en el mes de marzo y que por estos días viven días difíciles tras la pérdida del casete que contenía los nombres de las bandas que estarán en la edición 2017.

“Pupo” Sanin, un joven empresario, emprendedor, sensible, artista pero no tanto, guerrero anti-gluten y que hace parte de la plana mayor del evento se refirió en estos términos a lo ocurrido:

“Pues nada huón, nosotros queríamos hacer algo bien loco y pues pensamos  que qué más fucking crazy que lo loco de los ochentas, tu sabes, vintage, retro, cosas que sean disruptive y transversales y pues nada, la full cagada lo que nos acaba de pasar”.

Sobre los detalles, esto afirma:  “Pues nada, nos fuimos a un scouting por todo el país en busca de unas casetes y unas grabadoras para una actividad la verga que queríamos hacer -¿ya sabes? ¿ya te contamos? bueno, ahorita te brifeo–  el caso es que  resulta que un loco nos escribió en Medellín donde había una sede de una disquera y que tenían un huevo de cassettes de inventario y pues nos pegamos el vuelto….Ya estando allá pues apareció otro puto loco que dijo que nos tenia una ganga, Don Libardo o Gildardo, bueno un man que nos ofreció 800 grabadoras y pues nada le creímos al men, cerramos la negociación y nada volvimos a Bogotá… Ya estando acá nos llego la vuelta y lo que nos trajo fue una vaina llamada discman que no tenemos ni idea pa que sirve eso, que solo lee una mierda que es como del Centro Democrático y que  además tiene un aire de ser reee mainstream, mira, dame aire, me va a dar un I don’t know what”.

El caso es que según reporta la teniente Yolima Rada, jefe de la división antiestafas de la Sijín, 800 reproductores tipo discman sin anti choque fueron recibidos en las oficinas principales del festival sin contar con remitente o números de contacto. Mientras los organizadores siguen desconcertados con la que piden denominar una “enhuesada” más que una estafa y esperan poder encontrar quien les responda por lo ocurrido y afirman que seguirán con su campaña en torno a un “casete perdido”, la Policía renovó el llamado a los padres de familia de adultos millenials  para que los eduquen -“nunca es tarde y madre nunca se deja de serlo”, afirma la Teniente Rada- y les informen, con afecto, claro, evitando contradecirlos o causarles contrariedades, de los riesgos que acarrea el uso de la tecnología del teléfono fijo.

Comentarios

Comentarios