Publicado el por en Deportes, Economía, Internacional.

Muy preocupados están los directivos del Real Madrid al constatar que la valoración del volante colombiano James Rodríguez cayó en picada por cuenta solamente de su ingreso a territorio venezolano. Aunque juega en el Bayern Münich alemán, los derechos de James todavía pertenecen al equipo español.

La noticia, en cambio, fue bien recibida por el club bávaro que hasta la fecha no contaba con el valor en el que se había tasado el cucuteño: 40 millones de dólares. Según el portal transfermarket.nl tal cifra ya ronda los 15 millones.

“En países con indicadores económicos tan paupérrimos y tan serios problemas de esta misma índole como es el caso de Venezuela funciona una dinámica que en macroeconomía se conoce como ‘devaluación por derecho de piso’, es decir, que cualquier valor que ingrese a la nación afectada por estos problemas inmediatamente se deprecia. Desde un semoviente hasta los derechos deportivos de un futbolista, como es el caso esta vez”, explica Pedro Maldonado, de Global Funds Advisory, firma especializada en mercados de valores y asesorías.

“Es una norma nueva de la Fifa que obliga a que la cotización de los jugadores se convierta a la moneda del país en el que disputan partidos oficiales. James pasa de euros a bolívares y luego de bolívares a pesos colombianos y ahí otra vez a euros, en toda esa movida, por el paso por los bolívares, si es que el gobierno venezolano afloja los dólares que se necesitan para la conversión a pesos puede estar desvalorizándose hasta en un 45%”, añadió un reconocido agente Fifa.

Aunque al Madrid le queda el consuelo de que la permanencia de Rodríguez en suelo venezolano terminará el jueves en la noche luego de que la selección de su país dispute contra su similar venezolana el partido por la fecha 15 de la eliminatoria suramericana a Rusia 2018, aseguran allegados al equipo que “el daño ya está hecho”, pues para recuperar su valor Rodríguez deberá demostrar de nuevo sus condiciones en la muy competitiva Bundesliga.

“Me parece el colmo, James no solo es un crack, sino también es excelente padre, inmejorable hijo, inigualable amigo, es un ser humano excepcional, no merece esto. Si estuviera en el Madrid yo lo tendría jugando tanto que el cansancio no lo dejaría ni pensar en la selección”, comentó por su parte un muy molesto Zinedine Zidane, estratega ‘merengue’.

Comentarios

Comentarios