Publicado el por en Deportes, Medellín.

La emblemática piedra del Peñol en inmediaciones de la represa de Guatapé en Antioquia amaneció hoy con una fisura de por lo menos tres metros de ancho. Su causa, según coincide comité esotérico precidido por el Profesor Salomón, habría sido el intenso matoneo al que fue sometido, una vez más, el jugador antioqueño Estefan Medina tras su regular desempeño en el partido que Colombia perdió ayer 1-2 contra Brasil en Manaos.

“Estamos hablando de un ser representativo y de un nodo energético regional representativo, ambos de la misma región. Entre los dos por supuesto que hay una conexión”, afirma el reconocido gestor de chakras cubano, Rui Alegría. “El aluvión de mala energía, equivalente a unos 200 gigatones de TNT, reventó por ahí”.

“Debemos agradecerle a pachamama que aquí no hubo un terremoto. La mala energía de 40 millones de personas puede mover placas tectónicas. Pero ella es benevolente y compasiva y esta vez, solo esta vez, decidió canalizarla por la vía de los elementos simbólicos. Si me piden consejo les diría que la próxima vez que Estiven (sic) juegue, que el país entero se una en meditación para enviarle buenas energías y así saldar ese karma, de lo contrario veo venir catástrofes”, añadió Ligia Mistral, propietaria de un taller de latonería y alineación de chakras en Sabaneta, Antioquia.

Enterado del incidente, el Gobernador de Antioquia, Luis Pérez, anunció el inmediato retiro del actual monolito “como medida de choque para parar el desangre energético de la raza” y su reemplazo a mediano plazo por uno traído de china y elaborado en porcelana de última generación.

En un acto de solidaridad, el alcalde capitalino Enrique Peñalosa ofreció cambiar el mismo “Por uno de concreto con relleno fluído, que es mas barato y cumple la misma función” y, como segunda opción, propuso que en últimas  la grieta fuera aprovechada para meter ahí a unos 400 exhabitantes del Bronx que le estaban sobrando.

Si bien los expertos de la comisión esotérica coinciden en las causas del fenómeno, los remedios que proponen van desde un riego con sudor de “Bolillo Gómez” hasta un entierro del cordón umbilical del niño Sherman Cárdenas. Incluso una firma china estaría licitando para aplicar una sesión de acupuntura en la zona, donde postes de alta y baja tensión harías las veces de agujas energéticas. Lo que sí es claro, es que mientras no se decida una solución pronto, la grieta de la emblemática atracción permanecerá como testimonio de la monumental mala energía nacional.

 

Comentarios

Comentarios