Publicado el por en Ambiente, Bogotá, Judicial.

Autoridades ambientales en compañía de la Policía Nacional encontraron hoy en el Humedal la Conejera un nido de ladrones. Esto en principio no debería sorprender a nadie, pero lo que llamó la atención es que se trata de una nueva especie, al parecer endémica.

“Son monógamos y matriarcales. Mientras la hembra sale a buscar la comida -los celucos- el macho se queda en el nido con las crías. Llevan contabilidad muy detallada de sus robos y destinan un porcentaje de cada uno a un fondo de ahorro para poder sobrevivir en tiempos de comandante nuevo en el sector mientras lo cuadran”, afirma Marco del Mar, biólogo de la fundación Pacha Tía.

Del Mar pidió también diferenciar los nidos de ladrones de los nidos de corrupción. “Estos últimos son los que merecen más cuidado, pues solo tenemos reporte de uno, ubicado cerca de la reserva fontanar, no muy lejos de acá”. “Por suerte, en cambio, el último conteo de nidos de ladrones sí nos dio un tendencia al aumento”.

“Pavimentaremos los humedales que sean obstáculo para el progreso, pero respetando las especies que allí habitan. Sí hay nidos de ladrones, los reubicamos. Creo que el Capitolio o las oficinas de una aerolínea de bajo costo son un hábitat más idóneo para ellos”, expresó el alcalde, Enrique Peñalosa.

Comentarios

Comentarios