Publicado el por en Nacional, Política, Proceso de paz.

La radiografía (der) muestra indicios de comida venezolana en el tracto digestivo del comandante.

El viaje del comandante de las Farc a La Habana, para la firma del acuerdo de justicia con el gobierno, no estuvo exento de peculiaridades.

Este medio conoció que en una de las escalas que el vuelo hizo desde un lugar desconocido hasta la capital cubana, el máximo líder del grupo insurgente en negociaciones con el gobierno colombiano, fue sometido a un control de rutina por parte de autoridades aduaneras de Panamá, que sospecharon del tamaño de su área abdominal y procedieron a someterlo a un control de rayos equis.

Edmundo Arias, director de comunicaciones del aeropuerto de Tocumén (Panamá), explica:

“El día de hoy llegó un avión procedente de un lugar indeterminado a hacer escala. Dentro de la aeronave estaba un señor que luego fue identificado como el líder de las Farc. Nuestras autoridades al ver que tenía un prominente estómago, decidieron hacerle una placa de rayos equis para descartar que llevara cualquier sustancia prohibida. El resultado fué negativo para drogas, pero pudimos establecer que esta persona llevaba en su estómago 2 cachapas, 5 tequeños y restos de una hallaca que había desayunado. De la misma forma se encontraron en su iphone 4 discos de Ricardo Montaner, un “popurrí” con los éxitos de Servando y Florentino y una galería de fotos de Diosa Canales.”

Al ver el contenido del guerrillero, las autoridades pidieron excusas al comandante, que procedió a continuar su vuelo hacia La Habana para atender a la firma del acuerdo sobre justicia transicional con el gobierno colombiano.

Comentarios

Comentarios