Publicado el por en Innovación, Miscelánea.

HayJurado

El prestigioso evento cultural que tendrá lugar en Cartagena del 30 de enero al 2 de febrero, llega este año cargado de novedades.

La principal tiene que ver con el nuevo formato que los organizadores han decidido implementar: cada charla tendrá un ganador que clasificará a una siguiente ronda hasta llegar a la final. El gran campeón recibirá como premio, además de un bono de 60.000 de la Librería Nacional, una suscripción a la revista El Malpensante, que lo retraten en blanco y negro, una foto con el dummi de la Reina en el British Council y la posibilidad de asistir al verdadero Hay Festival en la ciudad galesa de Hay-on-Wye como chaperón de algún Nobel. A su vez, habrá una ronda de perdedores en la que todos lucharán para evitar descender al Carnaval de las Artes de Barranquilla.

“Como en cualquier otro evento, si no innovas estás muerto. Eso quisimos y más ahora en el año del Mundial, en el que todo el mundo le da más importancia a la competencia”, afirmó una fuente de la organización mientras terminaba su labor de desgustación de cocteles de bienvenida en el Hotel Santa Clara, ya iba por cinco.

La idea es que cada charla tenga un jurado que al final evalúe sacando paletas -como en las competencias de clavados, no como las de La Paletería- el desempeño del entrevistado y del entrevistador. Si hay empate, se tienen previstos novedosos mecanismos que van desde preguntas del popular juego Sabelotodo y declamar poemas sudafricanos hasta una ronda de sillas musicales, juego de la soga o el tradicional pulso.

“Yo creo que esto es lo que quiere el público, salirse de los formatos acartonados y ver a intelectuales en una situación completamente loca e inesperada, no dudo que va a ser un hit”, concluyó mientras miraba con desconfianza el valor de pizza de mozzarella en el reconocido restaurante Juan del Mar.

Por cuenta de este nuevo ingrediente competitivo existe algún temor de desórdenes entre los asistentes, incluso de presencia de barras bravas. Para prevenir cualquier alteración, se prohibirá el ingreso de público con sombrero aguadeño y en determinadas charlas habrá cierre de murallas. “Menos mal la infraestructura de la ciudad nos da una manito”, complementó la voz oficial.

Comentarios

Comentarios