Publicado el por en Bogotá, Farándula, Última hora.

Los miembros de One Direction eran remisos, manifestó uno de los soldados que participó en la batida.
Los miembros de One Direction eran remisos, manifestó uno de los soldados que participó en la batida.

Las controvertidas “batidas” o requisas para el reclutamiento de jóvenes que han enfrentado a defensores de derechos humanos con el Ejército tuvieron hoy un nuevo capítulo, esta vez con unos inesperados protagonistas.

En horas de la tarde mientras recorrían el barrio Galerías, en inmediaciones del Estadio El Campín, los miembros de la famosa banda juvenil One Direction fueron requeridos por uniformados del Distrito 4 de reclutamiento. Al no comprender por qué los requisaban, y sin sus pasaportes a la mano, Liam Payne, Louis Tomlinson, Niall Horan, Harry Styles y Zayn Malik fueron inmediatamente obligados a subirse a un camión para posteriormente ser conducidos al Cantón Norte.

Incluso uno de ellos, según testigos, fue pateado por uno de los soldados para que subiera al camión. “¿Quiere que le cortemos esas mechas?”, escucharon varias admiradoras, que vieron entre lágrimas el penoso incidente y que infructuosamente trataron de explicarle a los uniformados quiénes eran los involucrados.

Tres horas después, y cuando estaban a punto de abordar un Hércules con destino a Cartagena del Chairá, fueron liberados, pero no por gestión de los empresarios o de la embajada británica, fue gracias a que la mamá de uno de ellos es amiga de un coronel, a quien conoció como su alumno de inglés cuando el oficial se desempeñó como agregado militar de la embajada colombiana en Londres.

El Ejército aún no ha dado declaraciones sobre este vergonzoso episodio que pone en entredicho la anunciada gira nacional de los Niños cantores de Viena, quienes, enterados del hecho, ha amenazado con cancelar la visita.

Comentarios

Comentarios