Publicado el por en Elecciones 2018, Política.

Siquiatras de la Registraduría acaban de emitir un polémico concepto: las dimensiones y el alcance del ego del aspirante a la presidencia de la república, Gustavo Petro hacen factible y legal que él sea su propio vicepresidente. “Y hasta le sobra como para una curul en la JAL de Teusaquillo’, según le confió a AP uno de los profesionales en salud mental.

El recurso con la consulta lo habría radicado el superyó de Petro a nombre de Gustavo Petro con copia al ello de Petro. Alguno de los tres se presume que podría tratarse del otrora ciudadano Hollman Felipe Morris Rincón, cuya personalidad individual ya fue objeto de disolución.

Así las cosas queda descartada Clara López cómo fórmula vicepresidencial del exalcalde, quien desde ya adelantó que Petro será también pluriministro humano con el fin de evitar infiltrados de mafias y reducir al máximo el riesgo de cometer errores. Valga recordar que el concilio de Suba de 2015 estableció como dogma progresista  la infalibilidad de Petro.

López, por su parte, atendiendo el consejo de asesores foráneos seguirá adelante en su proyecto de fusión con Claudia López y Clara Rojas con miras a tener una aspirante viable y, sobre todo, libre de confusiones, para el 2022.

Comentarios

Comentarios