Publicado el por en Bogotá, Economía.

EdificioIngeligene

Preocupados están los copropietarios del edificio inteligente Saturno III ubicado en inmediaciones de la polémica obra del paso deprimido de la calle 94 en su intersección con la Avenida NQS. La razón es que el edificio se niega sistemáticamente a pagar los quince millones de pesos que adeuda a la Secretaría de Hacienda de Bogotá por concepto de valorización.

“Yo quiero que quede claro que los copropietarios, aunque con reservas pues nos parece injusto que nos toque a nosotros pagar más por culpa de unos políticos y contratistas corruptos, aun así queremos estar a paz y salvo, pero ocurre que el edificio, en su sabiduría, ha decidido que el cobro no tiene justificación alguna y que, por lo tanto, es válido desde un punto de vista moral negarse a pagar”, afirma Fernando Uribe,  presidente de la Junta de Administración.

Según Uribe, el inmueble ha dicho, a través de la pantalla por la cual se comunica, que luego de hacer cálculos que involucran variables como la plusvalía, la valorización de metro cuadrado en relación con índices nacionales más proyección de valor del suelo a treinta años con corrección monetaria incluída, encuentra que no tiene sentido pagar. “Eso, desde el punto de vista económico, desde el punto de vista filosófico, cita a Rawls, pero también a Hannah Arendt e incluso a San Agustín para justificar la que él considera una postura moral pero con sustento racional respecto a no girarle ese dinero a las arcas distritales”.

Según fue posible establecer, el edificio ha impedido el pago cortando el fluido eléctrico en el instante en que desde la oficina de administración se disponen a hacer la transferencia y convenciendo a las siempre temperamentales impresoras de bloquearse cuando se intenta imprimir el recibo para pagarlo en bancos.

“Nos ha dicho que si insistimos cerrará con llave el shut de la basura y que no tiene problema en llegar al extremo de declararse en huelga de hambre, autocortandose las entradas de agua, electricidad y gas hasta quedar sin signos vitales”, concluyó Uribe.

Comentarios

Comentarios