Publicado el por en Internacional.

En una de las primeras declaraciones luego de su elección, el presidente Donald Trump anunció que, al día siguiente de su posesión, dictará una ley para que los estados y ciudades con nombres en español comiencen a llamarse con su traducción al inglés.

“La lengua oficial de América es el inglés. No tiene sentido seguir usando nombres en lenguas extranjeras. Pondré todos mis esfuerzos en unificar a nuestra nación, empezando por el lenguaje”, afirmó con firmeza. El cambio afectaría principalmente a sitios geográficos de Texas, California, Colorado y La Florida.

Por su parte, el académico Alan Britto manifestó sentirse estupefacto con la idea: “Es ridículo renunciar a la historia de un día para otro. Muchos de esos estados y ciudades pertenecieron a México y tienen una rica herencia cultural. No podemos pasar por encima de varios siglos de tradición con un bulldozer”.

De ser así, ciudades como Los Ángeles pasarían a llamarse “The Angels”, o Buena Vista por “Good View”.

La Universidad de Oxford ya presentó en su sitio web una lista con algunos posibles cambios a los que tendrán que acostumbrarse los estadounidenses:

Estados:

Colorado: Colored

Florida: Flowered

Montana (Montaña): Mountain

Nevada: Ice Cream

Texas (Tejas): Roof tiles

Ciudades y condados:

Amarillo: Yellow

Arizona: Iced Tea

Alameda County: Boulevard County

Aventura: Adventure

Boca Raton: Mouse Mouth

Buena Vista: Good View

Calaveras County: Skulls County

El Dorado: The Golden

El Paso: The Step

Granada: Hand Grenade

Los Alamos: The white poplars

Miramar: Sea View

Modesto: Inconspicuous

Palo Alto: Tall Stick

Punta Gorda: Fat Point

Sonora: Loud

 

Comentarios

Comentarios