Publicado el por en Detodito.

Imagen exclusiva del "Cuentacobríster", prohibida su reproducción total o parcial.

El ingenio criollo dijo presente en CES, la feria que año tras año sirve para presentar en sociedad los últimos adelantos tecnológicos del planeta.

Dos jóvenes ingenieros paisas, Francisco Piedrahíta y William Aranzazu causaron revuelo con un particular invento que, según el primero, “es un bálsamo para todos nuestros compatriotas que han caído en el duro mundo del freelance”, “es para aquellos que han conocido en carne propia los horrores del cuentacobrismo”, añadió Aranzazu.

Se trata de un aparato para elaborar las cuentas de cobro, documento cada vez más común en esta nación suramericana dada su creciente precarización laboral. El artefacto, del que solo existe un ejemplar que está siendo sometido a exigentes pruebas en entidades públicas y agencias de publicidad, le recuerda de manera automática al usuario todos los ítems  que debe tener este papel: desde la fecha hasta el concepto pasando por el consecutivo y la aclaración de si se es o no declarante. Además, incluye un checklist de todos los restantes documentos que suelen acompañar las cuentas: fotocopia de la pila, RUT, certificado de buena conducta del jardín infantil, certificación bancaria, chismógrafo de tercero de primaria y, cómo no, cédula ampliada al 150 por ciento, tarea que puede desempeñar la máquina.

documentoscuenta
Cuentacobrista anónimo radicando una cuenta.

“Quién no ha sentido un vacío en el estómago cuando sabiendo que tiene a Datacrédito respirándole en la nuca una secretaria le sale con que ‘ay qué pena corazón pero yo no le puedo recibir la cuentica si no trae el consecutivo y estuvo de malas porque solo hasta hoy recibimos, ya le tocó el próximo mes y el pago se le demora 246 días hábiles’, esos dramas, que los vivimos  nosotros, son los que nos inspiran”, dijo Piedrahíta.

Y hay más. Para casos críticos, puede emitir una lista de detalles que encantan a las y los funcionarios encargados de recibir las cuentas. “Un chocorramo suele ser infalibe, acompañado, por supuesto, de una sonrisa y unos buenos días, que son gratis”, dijo Aranzazu. También tiene capacidad de almacenar hasta 400 películas. La idea es que pueda servir para entrener al cuentacobrista en el largo período que separa la radicada y el pago, que puede llegar a ser hasta de 400 días hábiles según estudios de los desarrolladores. Igualmente viene con melodías zen y consejos para meditar en filas en la voz del padre Gallo.

Según pudo establecer Actualidad Panamericana, el invento tendría una funcionalidad polémica, que ni confirmaron ni negaron sus creadores. Para situaciones extremas, podría  programarse para estallar, solo si se encuentra en una oficina pública o privada y totalmente adherido a la humanidad de su dueño y si este deja redactado previamente un mensaje con los motivos de su decisión de inmolarse.

Comentarios

Comentarios