Publicado el por en Deportes, Innovación.

EquidFortaleza

La primera división del  fútbol profesional colombiano estrena miembro el próximo fin de semana cuando comenzará el torneo 2014/I. Se trata de “Fortaleza”, equipo que se suma a Millonarios, Santa Fe y Equidad, entre los oncenos del capital.  Y precisamente este último, Equidad, será un rival particular para los dirigidos por el DT colombiano Hernán Pacheco.

Y es que no es para nada común que en una liga profesional se enfrenten equipos con nombres que evocan valores. De esto ha sido siempre consciente Ramón Jesurum, presidente de la Dimayor, quien vio en este aparente escollo una oportunidad.

“Sí, desde el momento mismo en que subió Fortaleza vimos que sus enfrentamientos contra Equidad iban a ser un tema sensible…Definitivamente no podía salir al mundo, y más ahora con todo esto de la Internet universal que acabó con las fronteras, la noticia de que en Colombia la Equidad le metió un golazo a la Forteleza, o, viceversa, que Fortaleza doblegó sin atenuantes a Equidad, no, no, sería una auténtica vergüenza. Por eso, nos tomamos nuestro tiempo, contratamos asesores y decidimos que esta era una oportunidad ideal para darle nuevos bríos a nuestra política de responsabilidad social”.

Y así se abonó el terreno para una revolucionaria propuesta que el máximo directivo de la entidad que agrupa a los clubes profesionales ya le hizo llegar a los presidentes de estas escuadras: que cada partido entre ambas sea una fiesta del fútbol, una celebración del juego limpio y que, en consecuencia, termine siempre en empate.

Según pudo establecer AP, la idea es que en estos encuentros, que serían eso, encuentros de paz y buena vibra, nada de enfrentamientos, los jugadores dibujen mandalas, lideren talleres de reciclaje de las tiras de papel, recreen jugadas en las que salga a flote el juego limpio y terminen con reunidos en torno a una improvisada llamarada en el centro del terreno entonando “no es más que un hasta luego”. Todo lo anterior sin contar las jornadas de adopción de perritos callejeros que tendrían lugar simultáneamente en las tribunas.

De tener éxito, y ante el preocupante auge de las barras bravas, el siguiente paso sería que cada equipo adoptara un valor en su nombre. Millonarios-Templanza, Santa Fe-Solidaridad, Nacional-Sinceridad y Cali-Tesón, son los nombres que desde ya se ventilan.

Comentarios

Comentarios