Publicado el por en Deportes.

La idea fue propuesta el pasado martes por un asistente de contabilidad de la División Mayor del Fútbol Colombiano y lo que comenzó como un apunte jocoso, cada vez está más cerca de concretarse.

“Fue cuando el dr. Perdomo le respondió que ‘claro, encantado, ustedes saben que eso acá nos fascina’ a la solicitud de Medellín y de Junior de aplazar sus respectivos partidos de la primera fecha argumentando cansancio. Entonces Freddy, el de contabilidad, que es de Soledad, dijo que un día deberíamos aplazar todo un torneo, que sería sabroso”, asegura un funcionario de la entidad.

Al parecer a ‘Freddy’ lo escuchó un directivo que tramitaba un paz y salvo en dicha dependencia y le quedó sonando la idea, la transformó en propuesta y la llevó a instancias del presidente, Jorge Perdomo, a quien también, inmediatamente, lo dejó inquieto.  “Oiga, rico aplazarse de un tacazo todo un torneo, déjeme miro”, habría sido su respuesta.

El ente rector del balompié colombiano tiene ya una importante trayectoria en esta tarea, superior a la de cualquiera de sus pares en el continente. La Dimayor ha aplazado partidos por las más diversas razones.

Algunas de ellas han sido: porque la prima segunda de la esposa de un técnico cumplía años y justo coincidía con el partido, porque un día Júpiter entró en la órbita de Urano y Germán Puerta dijo que era la mejor oportunidad para abonar y desparasitar el jardín interior en lugar de ponerse a jugar fútbol, porque coincidía con el capítulo final de Factor X o, simplemente,  “porque ya ambos estamos eliminados, a nadie en el país le interesa un Fortaleza-Jaguares y es mejor decir que quedamos 1-1 y así dejamos que los jugadores pasen una noche de sábado reforzando la unión familiar y ayudamos al planeta no prendiendo las luces”.

“Un poco el piloto fue el final del torneo pasado, que lo jugamos en plena Copa América y solo los padres de los jugadores se enteraron de que quedó campeón Junior”, complementó otra alta fuente de la entraña de la Dimayor. “Algunos loquitos de Twitter protestarán y harán su show, tal vez Iván Mejía se eche una perorata, pero no creemos que pase de ahí. Es una gran oportunidad para que nuestros jugadores tengan un semestre sabático y aprovechen para actualizarse en lo aprender a hacer un cambio de frente, parar un balón y salir del fuera de lugar, temas en los que muchos de ellos no tienen siquiera los fundamentos básicos”.

De prosperar la iniciativa, es posible que entre los motivos para tomar la decisión esté la de “la necesidad de una pausa para reflexionar, reinventarnos y reaparecer en 2017 con un producto renovado”, pero la realidad es que todos los funcionarios de dimayor y clubes coinciden en responder que se aplazaría “porque ajá”.

Comentarios

Comentarios