Publicado el por en Ambiente, Judicial.

La pareja llevaba cometiendo el delito desde hace más de 20 años.

A órdenes de la Fiscalía quedó una pareja de ancianos, cuya identidad se mantiene en reserva, detenidos por la policía del barrio Teusaquillo, en Bogotá, por robarse varios ‘piecitos’ de enredadera uña de gato

Según la teniente Yolima Rada, vocera de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, a la pareja ya se le había advertido en varias ocasiones que el robo de plantas de los antejardines es una contravención según el nuevo Código de Policía, que entró en vigencia el 30 de enero.

Coloquialmente, se denomina “piecitos” a un esqueje o tallo que se corta para ser sembrado y sacar una nueva planta.

“En Bogotá se roban al año unos siete millones de piecitos. Estos abuelos piensan que porque son de la tercera edad se pueden burlar de la autoridad. Y no, este es un mensaje contundente para la comunidad: la ley es para todos, no importan las canas. Al contrario, entre más canas, más cana”, declaró Daniel Mejía, secretario de Seguridad.

Durante varios meses la Policía venía siguiendo la pista de estos amantes de la jardinería, que armados de tijeras cortaban las puntas de todo tipo de especies nativas con fines reproductivos y una velocidad insólita. Cámaras de vigilancia detectaron que actuaban en horas de la madrugada.

En el operativo fue necesario tumbar la puerta de la casa de la pareja y se decomisaron varios kilos de tierra negra, abono, materas, palas y regaderas. Los vecinos celebraron la detención de los abuelos, a quienes apodaban “la banda de los piecitos” y no volverán  a hacer de las suyas en mucho tiempo.

 

Comentarios

Comentarios