Publicado el por en Deportes, Paranormal, Política.

Ramón Benítez Cañete es el nombre del actor que perdió su trabajo como Maradona luego de perder los estribos -o ser fiel, demasiado fiel al personaje, según argumentó- al terminar el partido por la paz y agredir a un joven periodista que lo grababa con su celular e el estadio “Goles en paz” de Bogotá el pasado viernes.

“Apenas regresó a la Argentina lo estaba esperando su carta de cesación del vínculo laboral. Esta persona actuó de una manera que atenta de frente contra los valores corporativos de Maradona Corporation además de causarle un gran perjuicio a la marca del cual le informarán nuestros abogados en los tribunales donde tendrá que responder”, afirmó Marcelo Graziani, vicepresidente comercial de la firma que gestiona la marca inspirada en el ex futbolista.

“Debió haber seguido el ejemplo del Maradona que ese mismo viernes estuvo en Vietnam entregando mercados a niños víctimas de la sequía que azota ese país y que tuvo tiempo para tomarse fotos con todos, sonreírles y, lo más importante, tocar sus corazones. Esos son los Maradonas que queremos”, concluyó.

Por su parte, el equipo legal de la exsenadora Piedad Córdoba aseguraron que alistan una demanda contra dicha firma. “Hay una cláusula que garantiza impecable comportamiento del Maradona que envían por tratarse de una labor social. Fuera una fiesta de un emprendedor, que para eso también contratan Maradonas, ahí sí los actores tienen autorización para interpretar al Diego polémico, pero aquí fuimos clarísimos desde el comienzo que era un evento que exigía conducta ejemplar”, afirmó Andrés Patricio Pardo, abogado de cabecera de la dirigente liberal.

“Maradona no es una persona, Maradona es un sentimiento. Cualquiera que reúna los requisitos puede ser Maradona así como cualquiera puede ser Mickey Mouse, Ronald McDonald o Juan Valdez”, concluyó Graziani cuando un despistado periodista colombiano le preguntó por qué a la capital de Colombia no había viajado el original Diego Armando.

Comentarios

Comentarios