Publicado el por en Política.

Un melancólico Óscar Iván Zuluaga fue descubierto hoy a primera hora por sus asistentes revisando en su celular cuál había sido la última hora de conexión a whatsapp del jefe de su partido, Álvaro Uribe Vélez.

Al observar que fueron las 12:43 am, inmediatamente hizo lo propio con su copartidario y sin embargo rival Iván Duque, cuyo último ingreso al sistema de mensajería instantánea quedó registrado a las 12:45 am.

Absorto y en voz baja habría maldecido. Varias lágrimas se escurrieron por sus mejillas.

“Le vi ganas de lanzar el celular contra la pared, porque él también está cargado de tigre, pero como que se contuvo sobre todo porque ese lo sacó a cuotas y todavía le faltan diez”, aseguró uno de los miembros de su equipo.

“Lo que lo descompuso es que un parcero suyo en Llanogrande se las cantó anoche: le avisó que el doctor Duque había entrado a la finca del presidente Uribe y que todo apuntaba que eso iba para largo. Al comienzo se negó a creer. Luego dudó, y salió a a la tienda, que allá venden minutos, para llamarlo, porque hace rato que no le contesta desde el de él y el presidente le dijo que tranquilo, que él acababa de rezar el rosario y que ya estaba en la cama. Entonces él dijo, ‘le creo y si no, pues me autoengaño y así igual estoy siguiendo su ejemplo'”.

Comentarios

Comentarios