Publicado el por en Política, Salud y bienestar.

Los altos honorarios de los sobanderos -que ganan más que los médicos- son la causa de la exclusión de estas dolencias
Los altos honorarios de los sobanderos -que ganan más que los médicos- son la causa de la exclusión de estas dolencias

Tres de las dolencias más comunes de los colombianos, el descuajamiento, el empacho y el mal de ojo no podrán entrar a la lista de enfermedades cuyo tratamiento está incluido en el nuevo Plan Obligatorio de Salud o POS.

La decisión se tomó tras una reunión de expertos economistas y abogados de las EPS que decidieron que, si bien estas enfermedades afectan a un gran número de colombianos, su tratamiento no puede ser incluido en el POS debido a los altos costos que representarían para el sistema. Como consolación se aceptó estudiar la viabilidad de incluir las torceduras de los niños por salir al frío después de estar acalorados.

Maca Uribe-Trespalacios, viceministra financiera del Ministerio de Salud confirmó la noticia y dio razones para la exclusión:

“Todos sabemos que la viabilidad económica de las EPS es el sustento del sistema de salud. El tratamiento para un niño descuajado implica los servicios de un sobandero, cuyos servicios están alrededor de 10.000 pesos ($4 dólares aprox.) Un adulto mayor empachado le cuesta al sistema una cifra similar y ni se diga del mal de ojo cuyo tratamiento incluye una pulsera y un rezo. Un médico normal recibe menos de cinco mil pesos por consulta en una EPS, así que no podemos pagarle el doble a un sobandero que de entrada ya gana más que un médico”.

Las instituciones prestadoras del país serán notificadas de esta decisión, mientras que a los pacientes que padecen estos males se les recomendará seguir un novedoso tratamiento en fase II de experimentación consistente en ingerir 500 gramos de Ibuprofeno cada ocho horas.

Comentarios

Comentarios