Publicado el por en Nacional, Salud y bienestar, Tendencias.

MarchaBareta2

Una inesperada y peculiar crisis de desabastecimiento de pasabocas, comidas rápidas y, en general, todo lo que se considera “mecato, golosina o galguería”, vivió hoy el comercio del centro de Medellín luego de la “Marcha de la marihuana” que el pasado sábado reunió a más de 2.000 entusiastas de la hierba exigiendo la legalización plena de su consumo.

“Pues yo siempre he dicho que los que se inyectan marihuana son el cáncer de esta sociedad. Comienzan por ahí, luego ahí mismito pasan a fumar cocaína y terminan de homosexuales y rateros, incluso algunos hasta de congresistas. Pero esta vez pues pa qué pero debo agradecerle a los mechudos porque no dejaron fue nada, ¿oiga? Arrasaron con todo el inventario”, declaró a este portal un propietario de un puesto de comidas rápidas en la Avenida La Playa.

Y es que una vez dispersado el evento, todos sus participantes, bajo el efecto del cannabis emprendieron una frenética búsqueda de alimentos que los llevó incluso a dar buena cuenta de varias docenas de palomas del Parque Berrío. “No solo deben legalizar la bareta papá sino el subsidio pa la leona mijo”, aseguró esa tarde un reconocido “gestor, pastor y multiplicador canábico”, como pidió ser identificado mientras chupaba la cucharita de un arequipito que hace tres horas había devorado.

Comentarios

Comentarios