Publicado el por en Interné, Tecnología, Tendencias.

Políticos, periodistas, modelos y tuiteros con ínfulas de líderes de opinión estarían alimentando un mercado clandestino de puntos de Klout, herramienta que mide la influencia y relevancia de un usuario de redes sociales, en Bogotá con epicentro en inmediaciones de Unilago, advirtieron hoy las autoridades. Detrás estarían los mismos responsables del reciente auge de bitcoins falsas con origen en este mismo lugar.

“La mayoría de mis clientes me contactan angustiados, se les ve el drama en la cara. Me dicen que ahora en sus mundos se aplica la de ‘dime cuánto klout tienes y te diré quién eres’ y me suplican que los ayude”, relata un dealer que exigió reserva de su identidad.

“Uno los ve llegar y ahí mismo se los pilla, vienen con la procesión por fuera, haciéndose los pendejos mirando la pantalla del celular, pero ahí mismo los sayayines se los pistean y nos avisan para que los abordemos. Tenemos códigos, claro, ellos saben que deben preguntar por nube, que a cómo el punto de nube y ahí se negocia”, explica.

Estas redes, al parecer, tendrían ‘granjas de klout’, esto es, perfiles falsos dedicados a publicar, en distintas redes, contenido viral divertido y de alta demanda las 24 horas como mujeres torsidesnudas, ositos pandas deslizándose por rodaderos, antologías de respuestas de reinas nerviosas y cualquier declaración de Enrique Peñalosa. “Una vez una cuenta ya marca más de 70 sale, esa es la que se le vende al cliente, y pues se le cobra según el desespero. A una pobre periodista madre soltera que necesitaba klout de 75 para que no la echaran le sacamos diez palos. Dijo que no le había servido ni ser irreverente, ni políticamene incorrecta si hablar de lo que es es el sexo sin tapujos como tal.. Le tocó bajarse del bus, luego me dio hasta embarrada”, confiesa el inescrupuloso comerciante.

Aseguró por último la fuente que cada vez son más los jóvenes que vienen por Klout el día en que su pareja los va a presentar en su hogar. “Es que ahora es en eso en lo que se fijan los cuchos”.

Comentarios

Comentarios