Publicado el por en Economía, Tendencias.

La confrontación entre las cadenas de tiendas hard discount tuvo un nuevo capítulo hoy cuando en una sucursal de la cadena Justo & Bueno de Bucaramanga amaneció, abierta, una sucursal de su cadena rival, D1.

“Nosotros cerramos el local a las 9:00 pm y estaba normal. Cuando llegamos, en la góndola de los pañales ahí apareció el D1 y habían abierto a las 8:00 mano”, asegura el administrador del Justo & Bueno David Mantilla.

Todo apunta a que este local fue abierto bajo la modalidad de maleta pop-up, la más utilizada en los últimos meses por la cadena propiedad del Grupo Santodomingo y que permite abrir una tienda con solo abrir, a control remoto, una maleta. Esta técnica, desarrollada en Corea, explica en parte el impresionante crecimiento de la cadena.

“Estamos pidiendo autorización a Bogotá, pero la idea por ahora es ofrecer la tienda, en descuento, como todo lo que vendemos acá. Muy arrecho mano que el que la compre diga que su D1 lo compró en un Justo & Bueno, barato y pago en efectivo”, puntualizó Mantilla.

Comentarios

Comentarios