Publicado el por en Bogotá, Cultura, Tendencias.

En ceremonia que tendrá lugar hoy en el escenario plaza del Rock al parque, Marc Fellman, delegado de la Unesco para las artes y la cultura de las Américas hará entrega a Clarisa Ruiz, Secretaria de Cultura de Bogotá, de la placa que certifica que el criticar a Rock al parque ha sido reconocido por dicha entidad como patrimonio inmaterial local de Colombia.

“Vine a Bogotá para concluir un largo proceso. Llevamos cinco años de seguimiento en los que hemos podido constatar que dicho fenómeno no solo se presenta desde hace más de veinte años, sino que se da entre todas las clases sociales y en todos los sectores de la ciudad. Y lo más importante para nosotros: que padres se lo enseñan a sus hijos. Es tradición oral pura, una maravilla”, declaró Fellman a este portal.

Ruiz, por su parte, destacó los elementos de diversidad e inclusión que atraviesan dicho reconocimiento: “Si es porque incluyen pop, que por qué pop si eso es para, cito textual ‘caribonitos comecarne’ y me perdonas. Si es un acordeonero como Celso Piña que qué sacrilegio, si es la Etnnia que qué hacen los hiphoperos acá profanando al rock. En fin, cómo ves, están presentes todos los géneros y, como te dijo Marc, a quien conozco de toda una vida en este servicio militar eterno que es la gestión cultural, nuestros grupos focales hechos con juicio desde que llegó esta administración comprueban que la critica va del estrato uno al seis, mafiosos y no mafiosos”.

Por último, Ruiz anunció que el siguiente paso apunta a que este mismo reconocimiento lo reciba el constante sonido de alarmas que ya es un sello de la ciudad. “Si el murmullo del mercado de Marrakech en Marruecos fue declarado Patrimonio de la Humanidad, no veo por qué nuestras alarmas no pueden alcanzar el mismo estatus”, concluyó.

Comentarios

Comentarios