Publicado el por en Farándula, Política.

Inaceptable desde todo punto de vista.
Inaceptable desde todo punto de vista.

Si alguien tenía dudas sobre lo frágil que pueden ser las relaciones entre dos naciones, lo ocurrido esta mañana debe dejar muy claro que en esta materia hay que andar con pies de plomo.

Todo comenzó anoche durante la entrega de los premios Óscar. En el segmento reservado a rendirle homenaje a las figuras de la pantalla fallecidas en el último año, la Academia, en un gesto enmarcado en el buen momento que hasta ese instante atravesaba la relación binacional,  quiso incluir al presentador colombiano Fernando González Pacheco, cuya muerte tuvo lugar hace apenas dos semanas y quien era quizás el personaje más querido de la pantalla chica colombiana.

Pero ocurrió que por un desafortunado error, su nombre apareció mal escrito: “Fernando González Pocheco”, leyeron los más de 40 millones de televidentes de todo el planeta que a esa hora seguían la transmisión.

El lamentable hecho provocó todo tipo de reacciones negativas en el país, comenzando por las redes sociales donde inmediatamente fue trending topic el hashtag #itspacheconotpocheco. Se dice, aunque no se ha podido confirmar, que el libretista e indignado Gustavo Bolívar alcanzó a despachar una marcha exprés compuesta por cuatro indignados junior que protestó por unos minutos frente a la Embajada Americana.

Fueron tantas y tan sentidas la voces que la Cancillería no tuvo más remedio que a primera de hoy emitir una fuerte nota de protesta dirigida al Departamento de Estado. “Entendemos la importancia de Estados Unidos como principal socio comercial del país, pero hay límites que los marca el orgullo nacional que esta vez fue groseramente pisoteado. Se metieron con lo más preciado, con un personaje que era como un miembro más de todas y cada una de nuestras familias”, afirmó un exaltado vocero del Palacio de San Carlos.

Desde Los Ángeles y Washington informan que al hecho se le dio toda la importancia por dos razones: La primera, porque puede entorpecer la alianza que habría de firmarse muy pronto entre los premios Óscar y los Hétores y, la segunda, porque no existe otra nación en el planeta que hoy esté dispuesta a ofrecer tantas gabelas tributarias a las productoras de este país que decidan rodar aquí. Así las cosas, la Academia ya anunció el fulminante despido del practicante responsable del error y al parecer estaría dispuesta a incluir en la edición 2015 de los premios una estatuilla para una nueva y transitoria categoría que se llamaría:  “Best december 25th disposable movie”.

A nivel de la Casa Blanca se discute, en homenaje al recordado presentador, ofrecer la posibilidad de repotenciar el computador del programa del millón, con una nueva mother board, un procesador más potente y un par de gigas más de RAM. Se busca que el aparato esté a punto para las elecciones presidenciales de mayo 25. Se dice también que ya se adelantan gestiones con el Instituto Smithsonian para que estos ofrezcan clonar a “Mamola” como parte del paquete de reparación de la ofensa.

Por último, fuentes bien informadas plantean que, de no aceptar Colombia los anteriores ofrecimientos, el Departamento de Estado, consciente del calado de su embarrada, estaría contemplando la posibilidad de ofrecer la repatriación de alias “Simón Trinidad”, decisión que significaría un impulso definitivo para el buen avance de las negociaciones con las Farc en La Habana. Así, sin querer queriendo y aun después de haber partido, Pacheco sería el gran responsable de un paso decisivo para lograr la anhelada paz de Colombia.

Comentarios

Comentarios