Publicado el por en Bogotá, Deportes, Judicial, Tendencias.

Zumba y crossfit son ahora una religión
Zumba y crossfit son ahora una religión

Las nuevas modas en aeróbicos ya tienen un lugar de culto donde sus fieles pueden quemar calorías con toda devoción.

La primera iglesia ministerial de zumba y crossfit abrió sus puertas el pasado domingo en la Avenida Primero de Mayo. La asistencia al culto fue masiva y el servicio religioso llevó al éxtasis a varios fieles de esta particular congregación.

El pastor Nerú, sumo pontífice de esta iglesia nos relata: “El culto al cuerpo ha desplazado a Dios y nosotros siendo conscientes de esto, hemos abierto este nuevo espacio espiritual. La idea es que la gente tenga un lugar para profesar su fe libremente y con todo el fervor. Para eso tenemos al pastor Dexter, quien, tras su efímero éxito con el baile del Calimenio, encontró la luz y ahora es nuestro pastor estrella. ¡Aleluya, hermano!”

En esta iglesia el diezmo se puede pagar en calorías. Claro que si los fieles no hacen el suficiente esfuerzo, deben dar su contribucion económica.

La Iglesia Ministerial de Zumba y Crossfit ha sido acusada de fanatismo desmedido y lavado de cerebro tras el desmayo de varios de sus fieles, a lo cual el pastor Dexter responde: “En todas las religiones la gente se desmaya en éxtasis. La nuestra no es la excepción, acá la gente lo hace de deshidratación mística. El Señor dijo: ‘al que sude daré cantimploradas de agua viva’, pero también dijo ‘el que no vino a bailar, el que no vino a gozar, que se vaya parando’ Así está escrito, y así será por siempre, hermano!”, Aclara Dexter mientras acomoda la bandana en su cabeza.

Esta iglesia que realiza exorcismos de colesterol y bautizos con bebidas energéticas ha sido demandada por supuesta discriminación ya que según sus creencias, quien tenga barriga no podrá subir al altar.

“No es ni mucho menos una medida discriminatoria. Es que para adorar al sagrado balón medicinal hay que estar bien presentado. Mente santa en cuerpo sano. No somos unos fanáticos alienados como la prensa nos ha querido presentar. Simplemente tenemos nuestras reglas. Acá pueden entrar mancos, ciegos, incluso gente sin uñas siempre y cuando tengan un cuerpo tonificado”.

Mientras las autoridades responden esta denuncia por discriminación, la Iglesia Ministerial de Zumba y Crossfit seguirá espantando demonios y mantecas.

Comentarios

Comentarios