Publicado el por en Bogotá, Judicial, Nacional.

Los capturados por procesos como interbolsa y el carrusel de la contratación fueron sorprendidos haciendo un asado en la carcel

“Los cerebros del desfalco de interbolsa y del carrusel de la contratación que fueron sorprendidos el fin de semana realizando en la cárcel un asado con whisky en el pabellón de alta seguridad de la penitenciaría La Picota, recibirán un castigo como nunca antes lo ha tenido un recluso bien”, afirmó, esta mañana el subdirector adjunto del INPEC en rueda de prensa mientras explicaba las circunstancias en que fueron sorprendidos los reclusos del llamado ‘Pabellón de cuello blanco’.

En su declaración, se refirió a los castigos a los que serán sometidos los internos y a las medidas que se tomarán para evitar que se sigan presentando hechos de indisciplina como los acaecidos el fin de semana pasado.

“Tenemos toda una serie de medidas de castigo: Les cortaremos los canales en HD de su televisión, restringiremos el acceso de almohadas de memory foam y los edredones de plumas a sólo uno por interno. No se permitirá ingreso de videojuegos Nintendo 64 u otros más antiguos, el sauna quedará restringido a una sola entrada por semana, los canales hustler y venus únicamente podrán verse en horario familiar y sólo se permitirá la salida del penal para ir a conciertos en espacios cerrados o semifinales del torneo de ascenso. Queda terminantemente prohibido asistir a finales de cualquier liga o copa continental o de equipos de los cuáles no se es accionista”, afirmó el subdirector.

Por su parte, los internos del mencionado pabellón manifestaron en una carta su inconformismo ante las drásticas medidas y amenazaron al director del penal con iniciar una huelga de sushi “hasta que no se reconsidere al menos lo de los canales Hustler y Venus.”

Los médicos del penal manifestaron desde ya su preocupación por el efecto que esta saludable dieta oriental pueda tener sobre las mentes de los internos de dicho pabellón.

“Si inician una huelga de sólo sushi podrían adquirir costumbres japonesas. Incluso podrían adquirir devoción por el trabajo y el honor. Algo impensable para ese patio”, manifestó, con preocupación, un galeno.

 

Comentarios

Comentarios