Publicado el por en Bogotá, Innovación.

TMMinutos

La iniciativa, que el mismo alcalde Gustavo Petro calificó como “un paso más en innovación, emprendimiento y promoción de la economía informal”, comenzará a implementarse a partir del próximo primero de agosto. Con ella se pretende darle a los conductores la posibilidad de un ingreso adicional y a los usuarios una alternativa segura de conectividad dada la imposibilidad de utilizar los teléfonos propios ante la inseguridad rampante en el sistema.

“El uso de wifi y de teléfonos inteligentes propios solo fortalece las grandes mafias de las comunicaciones, en cambio la venta de minutos desde teléfonos flecha-comunitarios es una hermosa forma de resistencia desde lo local que todos los bogotanos deben apoyar, compañero”,  aseguró un vocero del Instituto para la Economía Social, entidad que adelantó los estudios previos y ahora se encarga de la implementación del proyecto en asocio con Transmilenio S.A.

Ante la pregunta de si el estar pendientes de la  venta no podría eventualmente distraer a los choferes dando pie a accidentes, el funcionario dio un parte tranquilizador: “ni mucho menos, ellos seguirán manejando, del cobro y control se encargará otra persona, para eso, por fortuna, el alcalde nos autorizó la ampliación de la nómina para proveer un total de 5.324 cargos de asistente operativo de gestión en comunicación móvil, estamos así generando empleo y fortaleciendo las bases del progresismo”, añadió.

“Es sin duda un avance en calidad del servicio, pero también es fundamental en aras de combatir el engaño y otros valores negativos en la vida cotidiana de los bogotanos que ahora podrán llamar a sus oficinas a avisar que van tarde por un trancón en Transmilenio y no tendrán que inventarse más mentiras”, complementó un vocero de Transmilenio.

Otra novedad prevista inicialmente era que el modo de pago fuera a través de cualquiera de las tres tarjetas con las que hoy se ingresa al sistema, pero esto no será posible ya  que los teléfonos adquiridos por la unión temporal Telealcocer ganadora del contrato asignado a dedo resultaron no ser compatibles con ellas. Esta contingencia obligó a adjudicar otro contrato a una firma transportadora de valores que en cada estación se encargará del recaudo de las monedas que el mencionado asistente depositará a través de una ventanilla contigua a la del conductor en cajillas especialmente adecuadas.

Comentarios

Comentarios