Publicado el por en Bogotá, Cultura, Detodito, Entretenimiento, Farándula.

Tras darse a conocer la noticia de un eventual concierto en Bogotá de la banda irlandesa famosa en los 90, las autoridades ambientales se manifestaron a favor de someter dicho evento a consulta popular, si es que se quiere su implementación.

Inti Arbeláez, subsecretario de carpas de eventos afirmó al respecto:

“Contrario a lo que se asume popularmente, no a todo el mundo le gusta este grupo irlandés. Más aún, cuando trae un mensaje de rock y pop en estas épocas de reguetón. Si lo que quieren es difundir su género, tendrán que someterse a una consulta popular para ver si los habitantes de este territorio realmente quieren oír su mensaje. Tenemos que respetar a casi la mitad del país que se ha manifestado en favor del reguetón. Es por esto que nos vemos en la obligación de implementar una consulta popular, urge seguir las instancias ya definidas de este canal consultivo prerequisito de cualquier expresión de carácter políticocultural conforme a lo dispuesto por nuestra sagrada constitución.”

El mecanismo de consulta popular se utilizaría esta vez para legitimar el evento y de esta forma garantizar el derecho al reguetón de las minorías eventualmente afectadas con la música de la mencionada agrupación musical.

Por otro lado, este medio conoció que varios concejales del Distrito están haciendo gestiones para incluir dentro de dicha consulta otras preguntas como asignar el asiento de atrás de Transmilenio a los músicos y prohibir definitivamente la carcajada pregrabada de William Vinasco en la programación matutina de Candela Estéro, toda vez que la atención sicológica y sicosocial de los traumas derivados de esta en la población de menores de edad bogotanos expuestos a tal emisora le cuesta anualmente al Distrito cerca de 2.567 millones de pesos.

Comentarios

Comentarios