Publicado el por en Bogotá, Tendencias.

BurkaSimonAcostumbrado a generar controversia con sus declaraciones, el denominado por sus seguidores “concejal de la familia”, vuelve a ser centro de una polémica.

Esta vez fue por cuenta de su propuesta de presentar un proyecto de acuerdo en el sentido de iniciar un plan piloto en el Parque Simón Bolívar para que las bogotanas sean obligadas a utilizar burka. La idea, según expresó, es que la medida luego se extienda a los restantes espacios públicos de la capital.

“A esta ciudad la tiene jodida el comunismo y la carne”, aseveró el cabildante quien de inmediato aclaró: “No me refiero a los bisteks o al baby beef, platos que todo varón tiene que consumir por aquello de la testorena que traen y que es la sal, la esencia viril, de cualquier sociedad, ya sabemos que los que no comen carne son más propensos a contraer el virus del gusto por el mismo sexo; me refiero es a la carne en su dimensión de pecado, la carne de la mujer que todo pervierte”, añadió.

“En aras del bien común hay que restringir el acceso visual a ella, para que los jóvenes se concentren en sus estudios y no en los escotes, para que la gente en lugar de ir mirando lo que no debe en las calles observe las vitrinas y así se estimule el comercio, es algo que nos beneficia a todos: imagínese no más a doña Silvia Tcherassi diseñando estos chiros, ¿cuántas mujeres bogotanas no tendrá que emplear para los cosan? Es, definitivamente, un gran estímulo al emprendimiento y a la innovación”, concluyó.

La medida incluye artículos que le dan algo de flexibilidad. Por ejemplo, para el caso del estadio el Campín, se le permitiría a las fanáticas lucir uno de estos trajes con los colores de su equipo y el escudo estampado en el centro. Así mismo, para las localidades de Teusaquillo y Chapinero, donde habita, según conteo reciente, el 95 por ciento de población en condición de hipsteridad se le permitiría a las mujeres de esta minoría el uso de burkas elaboradas en crochet y con salvoconducto que las eximiría de tener que lavarlas o perfurmarlas.

Consultada al respecto, Florence Thomas sufrió un soponcio y no pudo dar declaraciones.

Comentarios

Comentarios