Publicado el por en Bogotá, Innovación.

Dos de los artistas beneficiarios del programa durante la prueba piloto. .
Dos de los artistas beneficiarios del programa durante la prueba piloto. .

Una gran noticia recibieron los miles de bogotanos que derivan su sustento del rebusque en el transporte público. La administración distrital acaba de anunciar que a partir de noviembre se comenzarán a distribuir entre ellos dispositivos como los que hoy se encuentran en las puertas de los nuevos buses del SITP para que los pasajeros en lugar de darles monedas simplemente pasen su tarjeta “Tullave” por el lector y destinen una donación voluntaria-todavía por establecer- que pasaría directamente del saldo de la mencionada tarjeta a la cuenta de ahorros del artista o emprendedor callejero. El aporte incluirá un porcentaje que corresponde a los derechos de autor para cumplir con la nueva disposición.

La única diferencia con el funcionamiento de este aparato en su función de control de acceso al bus es que al pasar la tarjeta en lugar de “Gracias” esta  dirá “Gracias padrecito/madrecita”. En caso de que la misma se encuentre sin saldo y a manera de amonestación pedagógica y con miras a fomentar el respeto al trabajo informal se escuchará un “Qué va, pirobo/piroba”.

“De esta manera Bogotá se pone a la vanguardia en materia de transporte público inclusivo, sostenible, innovador, diverso y contrario al cambio climático”, cierra el comunicado. “El silencio y el orden que querían imponernos en los nuevos buses no son sino una oscura treta de las mafias para implementar de una buena vez el fascismo que repele la diversidad, que es alérgico al folclor, que no soporta todo lo pintorescos que podemos ser. Pero no se salieron con la suya. Ahora adaptamos su ‘maravillosa’ tecnología para que beneficie no al gran capital sino a los menos favorecidos, ¿no es esto brillante?”, afirmó por su parte el alcalde Gustavo Petro seguido de una ola de rabiosos aplausos del comité que para este fin está instalado en despacho contiguo al suyo.

Vendedores y artistas interesados en ser beneficiarios de esta tecnología deberán diligenciar un formulario en el que se les solicitarán sus datos personales y en el que deberán responder algunas preguntas sobre la vida y obra del alcalde.

Comentarios

Comentarios