Publicado el por en Bogotá, Cultura.

De putazo en putazo se construye país.

Una polémica medida acaba de ser anunciada por la Secretaría de Hacienda de Bogotá en el marco de su programa de innovación y creatividad tributaria.

Una sobretasa de 50.000 pesos “por palabra soez pronunciada” le será cobrada a Fernando Vallejo o a su acudiente en su tradicional perorata de hoy en el marco de la Feria del Libro de Bogotá. “La situación fiscal del Distrito obliga a la creatividad. Nos toca, ahora sí, aplicar el ‘intelectus apretatus discurrit’, es decir, echar cabeza a ver cómo raspamos la olla a lo bien”.

La pronunciación de  agravios, las injurias y las calumnias será gravada con 100.000 pesos.

Para efectuar el recaudo, una unidad élite de señoras del Club de Jardinería se apostará en la primera fila del auditorio José Asunción Silva con el fin de llevar la cuenta y al final proceder al cobro. “Ellas se han venido preparando desde hace seis meses, no será nada fácil, pero les puede más su vocación de servicio y su compromiso con la sociedad, los valores y, en este caso, la infraestructura”; declaró Cuqui de Narváez, su actual directora.

Cálculos de la entidad apuntan a que con lo recaudado se podrá financiar por lo menos una estación del metro elevado de la ciudad la cual probablemente lleve su nombre.

Comentarios

Comentarios