Publicado el por en Bogotá, Política.

Como parte de sus actos de campaña, la candidata por el Polo Democrático, Clara López Obregón, ha invitado al evento en el que ella personalmente destruirá un viejo carrusel “para que no queden dudas sobre mi rechazo al reparto del presupuesto mediante dudosos contratos como ocurrió durante la administración en la cual los aliens me obligaron a participar“.

No obstante el ofrecimiento para ayudarla de varones cercanos a la candidata como Jaime Dussan, Ernesto Samper, Venus Albeiro Silva y su esposo, Carlos Romero, todas personas absolutamente ajenas no solo al recordado carrusel sino a prácticas como el tráfico de influencias, el clientelismo o las nóminas paralelas y en esa medida plenamente aptos para la tarea ella ha insistido en que lo hará sola, para que quede claro que es una “vieja verraca, la que necesita Bogotá para progresar y salir del hueco en la que la dejó la administración Moreno-López”.

“Espero que con esta contundente demostración cese de una buena vez la manguala de los grandes medios, especialmente aquellos pertenecientes a familias tradicionales que desde siempre han mandado en la política”, afirmó, exaltada, mientras ingresaba a una reunión en una casa de Teusaquillo.

Comentarios

Comentarios