Publicado el por en Proceso de paz.

A esta hora se viven momentos de angustia en la sede del Centro Democrático, pues Álvaro Uribe sigue dormido y nadie se atreve a despertarlo.

“Dejémoslo, que él tiene la alarma a las 7:30”, susurró una secretaria. “Yo creo que lo debe llamar Jerónimo, que le conoce el genio”, propuso otro funcionario.

Se barajan varias estrategias, como esconderle el periódico o bajar los tacos de la luz, para dar tiempo a decidir el encargado de esa peligrosa misión.

Por precaución, se le ha decomisado el celular a Juan Carlos Vélez. “Es que es el más imprudente”, comentó un funcionario.

 

Noticia en desarrollo.

Comentarios

Comentarios