Publicado el por en Miscelánea.

catedral_de_salUna sorpresiva medida acaba de tomar la alcaldía de Zipaquirá.  Esta consiste en el cambio de nombre de una de las maravillas turísticas de Colombia.

“Desde hoy y hasta el final del mundial nuestra querida Catedral de Sal de Zipaquirá se llamara La Catedral de la Esperanza, porque queremos enviarle toda nuestra energía a la selección y a la recuperación de nuestro tigre” Afirmó el jefe de prensa del municipio, Delio Bustamante, tras aclarar que la decisión fue tomada con la asesoría “y permanente acompañamiento” de la dirección de mercadeo y neurolingüística de Proexport.

“De la sal viene el salario en la antigua Roma, es por eso que queremos quitarle ese aspecto negativo a la catedral”, añadió Bustamente. En la misma rueda de prensa trascendió que desde ya se están tomando las medidas necesarias para evitar que Pelé o Javier Hernández den sus pronósticos antes o durante el mundial acerca de la selección. “Vamos a invertir mas de 3000 millones de pesos para poder enviarlos a Corea del Norte de vacaciones para que no tengan contacto con nada de fútbol”, añadió Santiago Beltrán, representante de Proexport.

La medida, aunque novedosa,  ha causado, disgusto en algunos historiadores locales y entre las fuerzas vivas zipaquireñas. Hay consenso respecto a que el cambio no es mas que un artimaña del gobierno para distraer la atención de cuestiones verdaderamente importantes que afectan a la región como la caída en el precio de la papa por cuenta del creciente contrabando. “Si es por mala suerte, que metan al Cole en una jaula solo a punta de alpiste lo que dure el mundial”, exclamó un energúmeno lugareño.

Comentarios

Comentarios