Publicado el por en Política.

El perito Carlos Donoso certificó que Oscar Ivan Zuluaga sí es un títere
El perito Carlos Donoso certificó que Oscar Ivan Zuluaga sí es un títere

El famoso perito y ventrílocuo venezolano Carlos Donoso, emitió esta mañana un comunicado certificando que el candidato a la presidencia Oscar Iván Zuluaga sí es un títere.

El análisis pericial solicitado por la propia campaña del candidato Zuluaga, concluye, entre otras cosas, que el candidato es apto para presentarse en el Festival Internacional del Humor y que puede manejarse por una apertura en la parte distal de su espalda.

“Un títere se define como un personaje cuya voz o movimientos son generados por otra persona que no es visible para el espectador, aunque su presencia es innegable. Bajo este punto de vista, y tras varios análisis con los equipos más sofisticados, se pudo llegar a la conclusión de que Zuluaga no posee autonomía ni en su voz, ni en sus movimientos, toda vez que estos son orquestados por el expresidente Uribe. El análisis morfológico del sujeto permite concluir que sus facciones, poses y entonación son más cercanos a los de Uribe que a los que podrían resultar de una eventual acción autónoma”, dice Donoso.

A razón del dictamen del perito, la empresa Bosquechispazos ha establecido contactos con el partido Centro Democrático para comprar los derechos artísticos de Zuluaga y ponerlo así a trabajar en piñatas y primeras comuniones.

“Nos encantó el número de ‘Fui el mejor ministro de Hacienda de Latinoamérica’. La carita de serio que pone es inigualable. Esperamos que las negociaciones lleguen a buen término para incluirlo en nuestro repertorio”, manifiesta Augusto Ríos, presidente de la compañía de recreación.

Por otro lado, los otros títeres de Donoso, Kini, Lalo y Chipingo, se han negado a compartir maleta o escenario con Zuluaga, ya que, en palabras de Kini, les “saca la piedra”.

El análisis pericial fue puesto a disposición de todos los colombianos para que evalúen si Zuluaga es un candidato a la altura de sus necesidades.

Comentarios

Comentarios