Publicado el por en Entretenimiento, Farándula, Política.

Detalles de la nueva apuesta del conocido canal E! acaban de sorprender al mundo de la política y el entretenimiento. Se trata de una nueva temporada de su exitoso formato ‘Wild on’, pero esta vez en Sahagún, Córdoba, cuna de la Ñoñomanía.

“El formato estaba un poco desgastado: era poco lo que podías innovar entre playas, chicas locas, hombres apuestos, bikinis, camisetas mojadas y mojitos”, asegura Steven Bocanegra, gerente de nuevos contenidos para el mercado latino.

“Pero llegó esta idea que desde el primer momento nos puso wild. Es todo un nuevo concepto del desmadre y a tono con el tema del que todos hablan ahora no solo en Colombia, sino en Latinoamerica. El concepto de desmadre en televisión tiene que ser flexible, y eso es lo que queremos demostrar. Cuando la productora local que nos vendió el producto nos habló de todo lo que ocurre en Sahagun, no lo podíamos creer. Nos dijo que lo que allá ocurría no lo ibas a tener nunca ni en Cancún, ni en Punta Cana, ni en Las Vegas, claro, de otra manera, pero wild finalmente”.

Es así como en lugar de fiestas con barra libre de licores, el formato tendrá parrandas con barra libre de mermelada en la que esta se repartirá hasta dejar a los contratistas al borde de un coma diabético, a parlamentarios deshinibidos que mostrarán a la cámara sus cupos indicativos y registro de jornadas de votación ‘relocas’ con huracán de abanicos que incluye lluvia de efectivo en ñoñobuses llenos de votantes de otros lugares.

Pero la principal novedad está en la introducción de un arco dramático, gracias a algunos ingredientes del formato reality. Esto permitirá mostrar historias propias de quienes viven vidas de desenfreno y excesos. Una de ellas mostrará la disputa entre un presidente y un expresidente respecto a cuál de los dos en una campaña loca engendró a un inquieto ñoño. Otra mostrará al mismo presidente temprano en la mañana cuando se acaba de enterar de todo lo que hizo el día anterior en el municipio cordobés. Esto es inauguraciones, fotos con cuasipresidiarios, guerra de regalías y compromisos de muchas, muchas, vigencias futuras para poder pagar la cuenta.

Comentarios

Comentarios