Publicado el por en Farándula, Innovación, Tecnología, Tendencias.

A partir del próximo mes de octubre todas las cámaras de circuitos cerrados del país deberán ceder su señal a uno de los dos canales privados. Una polémica disposición del ministerio de las TIC así lo establece.

La norma pretende “regular la competencia existente actualmente entre ambos conglomerados por acceder a material grabado por dichos dispositivos para así tener contenido qué presentar en sus noticieros, en particular los del mediodía”.

“Cada vez son más los reclamos de ambos lados, creemos que es una medida sensata en aras de la libre competencia. Y no veo por qué tanto escándalo, simplemente estamos reconociendo algo que desde hace años es una realidad. Si usted tiene una cámara y graba algo llamativo, ahí mismo se lo manda a un noticiero. Por supuesto, importante aclarar, la gente tendrá la libertad de elegir, que es lo importante”, informó a este portal un vocero del Ministerio.

“Estas cámaras han sido una bendición. Yo no sé cómo hacían antes pagando camarógrafos y periodistas en todo el país. Los costos del noticiero han caído en picada, ya solo nos toca meterle al cartón paja del set y a las presentadoras, aunque a estas se les paga en bonos sodhexo y vales de peluquería. Porque todo lo demás o es youtube o es circuito cerrado, y lo bueno es que sigue siendo el periodismo del siglo XXI”, afirmó una fuente de un canal privado que pidió reserva de su identidad mientras negociaba el valor de unas imágenes en las que un polémico y carismático fara asaltaba una charcutería para abrir con ellas el noticiero del lunes.

“Hubiésemos preferido que las leyes del mercado regularan estas tarifas, mediante una página en la que cada medio ofertara por el contenido y así salía ganando el ciudadano”, aseguró, por su parte, Ariel Armel, de la Confederación Colombiana de Consumidores.

“Tampoco nos metemos con las tarifas, pero sí debo aclarar que a partir del año entrante tendrán IVA”, añadió, por su parte, el funcionario de MinTIC. “Eso sí, estará la posibilidad de los canjes. Es decir, que el ciudadano a cambio de una grabación tenga el derecho, diga usted, de echar un chiste en Sábados Felices, sacarle la grasa a los sartenes de Masterchef, cargar los cables en una emisión de medianoche o tomarse un tinto con los reporteros nocturnos a la madrugada, que son las alternativas que hasta ahora han planteado ellos”.

Comentarios

Comentarios