Publicado el por en Bogotá, Salud y bienestar, Tendencias.

La Policía Metropolitana de Bogotá ha logrado capturar a la banda de “Los Carniceros” que asaltaba a sus víctimas usando carnes rojas y embutidos. Alimentos que hoy han sido declarados cancerígenos por la OMS.

“Que miedo” dice Marcia Sánchez, residente del sector de Teusaquillo, actriz y técnica en energías alternativas: “Ya no se podía salir a la calle después de las 7 de noche sin que uno de estos antisociales se apareciera con un paquete de 12 salchichas Zenu gritando ¡cáncer! y amenazando con embutírselas a uno si uno no les entregaba el iPhone y como mi cuerpo es un templo, pues obvio que no queda de otra”

Según el informe de la policía, las principales víctimas de “Los Carniceros” eran panaderas, muchas panaderas; actores; actrices; artistas; zares y zarinas de la quinoa;  freelancers; músicos; jóvenes de estratos altos y apellidos foráneos en condición de hipsteridad; hijos y sobrinos de la luz; yogis y toda esa comunidad neoétnicaque probablemente no cuenta con EPS y en los que el miedo a contraer cáncer y lidiar con el sistema de salud colombiano -“porque, a lo bien, es taaan mainstream”- es mayor.

“Fue un operativo muy bien preparado” comenta la Teniente Yolima Rada mientras se relame los labios. “Gracias a las denuncias de la ciudadanía y tras horas de inteligencia logramos llegar a la guarida de la banda donde incautamos más de una tonelada de mortadela, Carne de diablo, una pata de jamón serrano y unas tiras de morcillas que los rateros usaban como chacos japoneses”

La Policía ha puesto toda esta evidencia a disposición de una Fiscal de derechos alimenticios que ya envió a un par de mensajeros por unas canastas de cerveza y mientras se decide el futuro de los miembros de esta banda. “Por ahora lo importante es que los ciudadanos de Teusaquillo podrán seguir disfrutando de su platos de Quinoa y lechuga Kale sin temor a que alguien los ataque con un salchichón” asegura la teniente Rada.

 

Comentarios

Comentarios