Publicado el por en Bogotá, Política, Salud y bienestar.

Una consecuencia inesperada en la salud de los candidatos a la alcaldía de Bogotá tuvo el consejo que los asesores le dieron a todos de mostrarse “especialmente cercanos con los animales porque eso es lo que está dando votos ahora”.

Según pudo establecer este portal por lo menos cuatro de los aspirantes han experimentado desde la semana pasada piquiña, erupciones cutáneas y ardor en algunas partes del cuerpo que sus distintos médicos han identificado como síntomas de sarna, enfermedad que habrían contraído por su excesivo contacto con caninos de toda laya.

“No se sabe si cada uno la contrajo con algún canchoso de los que ahora les sacan para que alcen y besuqueen en lugar de bebés o si uno se contagió y como ahora se la pasan juntos de un lado para el otro en debates y se saludan de beso y abrazo ahí se produjo la transmisión, el caso es que están bajo observación”, afirmó una alto directivo de una de las campañas.

Cada aspirante ha reaccionado de manera diferente ante la novedad. Clara López simuló ingresar al Hospital del Tunal “donde va mi pueblo” pero luego salió por la puerta de atrás para ser conducida a la prestigiosa Fundación Santa Fe. Enrique Peñalosa le restó importancia al hecho mientras se aplicaba manotadas de Caladryl y aseguró que con más Transmilenios y más parques los niños no tendrán necesidad de tener perros y los políticos no tendrán que besarlos más. Rafael Pardo por su parte, aseguró que no está preocupado pues fue al médico y en los exámenes no salió nada, luego una fuente de su campaña nos confirmó que no había salido literalmente nada, las radiografías salieron en blanco, pues la máquina no lo registró. Por último a Pacho Santos se le prohibió jugar en la arenera entre tanto no le pase el sarpullido.

 

Comentarios

Comentarios