Publicado el por en Internacional, Miscelánea, Tendencias.

cimg0626

Si le dicen que su bebé es hermoso tenga cuidado, pueden estarle mintiendo. Según una encuesta mundial realizada por la marca alemana de pañales Scheißhaufen, los bebés colombianos son los menos favorecidos por la naturaleza.

La encuesta evaluó la belleza de más de cuarenta mil fotos de bebés publicadas en Facebook, las cuales eran calificadas por los visitantes sin conocer la nacionalidad de origen de los bebés. Como resultado, los bebés suecos, franceses y escoceses obtuvieron los mejores puntajes.

Sin embargo, las fotos de bebés publicadas en perfiles colombianos quedaron en el último lugar de la lista, lo que levantó protestas en redes sociales dentro y fuera de Alemania.

Para el presidente de la compañía organizadora de la encuesta, Harold Lüge, la actividad solo era un divertimento que buscaba votar por los bebés más hermosos. “La votación no se hizo en términos negativos, sólo se podía dar “Me gusta” a las fotos. Al parecer, no falta el que prefiere indagar mucho para ver el vaso medio vacío. Alguien tenía que quedar en último lugar y lamentablemente fue su país, pero pudo ser cualquier otro, tómenlo como una invitación para pensar desde el Estado una política que conduzca a una mayor apertura en materia genética”.

Para los colombianos residentes en Alemania esta votación es un acto discriminatorio. “Nuestros hijos van a crecer con el estigma de que fueron bebés feos. A nadie le gusta que comparen a sus hijos con otros”, dijo Sabrina Hoyos, una caleña que participó en una bebetón realizada frente a las oficinas centrales de la empresa. Frente a su argumento, una funcionaria le respondió tajantemente desde la puerta del edificio: “Si no les gusta que los comparen, ¿por qué los inscribieron en el concurso?”

“¿Disculparse? No veo por qué tendríamos que hacerlo, no fuimos nosotros quienes votamos”, puntualizó Lüge. La empresa no ha retirado el concurso y se limitó a eliminar las banderas que aparecían al lado de las fotos. La polémica en redes sociales alemanas está que arde.

Comentarios

Comentarios