Publicado el por en Política, Proceso de paz.

Como una señal más, inequívoca y preocupante, de la inminente llegada del comunismo castrochavista al país calificó hoy el expresidente Álvaro Uribe la revelación por parte del departamento de recursos humanos del Centro Democrático de los resultados de una investigación adelantada por dicha dependencia y que mostrarían un “inusitado e inexplicable aumento en la cantidad de cocteles cubalibre servidos en la zona de esparcimiento nocturno de la capital conocida como la T”.

“Así es la culebra, silenciosa y rastrera, se va colando por esas rendijas que uno nunca se imagina. Estén alerta hijitos, esto se llama una invasión cultural, que es uno de varios frentes por los que nos están atacando y esta patria boba, ay cómo me duele, no reacciona. De a poco nos quieren familiarizar con cualquier cosa que suene a cuba, con su cultura,  y qué mejor que hacerlo cuando estamos más vulnerables, con un par de traguitos encima. Ahí es cuando al terrorismo le gusta atacar y enquistarse en la conciencia y en la voluntad de los colombianos de bien”, declaró.

“Esta guerra hay que librarla en todos los frentes, en todas las barras. Por favor hijitos, si se van a emborrachar que sea con aguardiente, combustible que usaran los abuelos para encender el sagrado fuego anticomunista en el alma”, exhortó.

“Miren ahora que los jóvenes hippies -por hipsters- prefieren usar ropa vieja. Desconocen que así nos están acostumbrando no solo a dejar de comprar ropa nueva, porque en el comunismo no hay almacenes con ropa nueva,  o sino miren las estanterías en Caracas, sino a comer ropavieja, plato típico castrochavista”, advirtió.

“Yo me pregunto Cuba libre de qué, cómo va a ser libre un país en el que sus jóvenes son obligados a estudiar y no se les permite comprar tierras baratas para luego venderlas caras y así hacer patria”, reflexionó.

 

Comentarios

Comentarios