Publicado el por en Deportes.

Una vanguardista estrategia disruptiva de mercadeo estaría preparando para hoy el Real Madrid con el objetivo de recuperar cuanto antes la cuantiosa inversión -80 millones de euros- que hiciera hace ya dos años en el volante colombiano James Rodríguez.

Según fuentes de la interna madrilista, su técnico, Zinedine Zidane, tendría previsto ordenar el ingreso del diez merengue faltando quince minutos del partido que hoy disputarán contra el Wolfsburgo en la ida de la ronda de cuartos de final de la Liga de Campeones.

Una vez pise el terreno, asegura el informante, Cristiano Ronaldo se le acercará para darle una palmada de apoyo. Esta parecerá de apoyo, pero no. Será para pegarle un aviso de “se vende o permuta”.

De esta manera el equipo español pretendería no solo dar un sonoro golpe de opinión que podría marcar una nueva tendencia en el mercado de piernas sino que tendría además el propósito de bajarle los humos al colombiano, quien luego de su brillante actuación la semana pasada con su selección en el partido contra Ecuador por la eliminatoria a Rusia 2018 habría lanzado venenosos dardos contra su actual empleador.

Comentarios

Comentarios