Publicado el por en Economía, Farándula, Internacional.

Ante la dura crisis fiscal que afronta este estado asociado a los Estados Unidos de América, su gobernador, Alejandro García Padilla anunció anoche medidas “quizás extremas, tal vez dolorosas, muchas sorprendentes, pero sin duda necesarias”.

Y entre ellas llama la atención la de subastar a uno de sus hijos predilectos: el cantante Ricky Martin, que se cuenta entre los activos (en sentido económico y también erótico, al parecer) de mayor valor de la isla. “Hablé con él, está abatido, pero entiende que en momentos así le sirve más a su pueblo el dinero que pueda ingresar que el hecho de que él siga siendo parte de esta comunidad”, declaró un compungido García.

En la puja que tendrá lugar en la prestigiosa casa Sotheby’s de Londres y que tendrá un precio base de veinte millones de dólares solo podrán participar estados. El ganador tendrá el derecho a expedirle al ex Menudo un pasaporte y a incluirlo en sus campañas turísticas. El artista, por su parte, adquiere la obligación de decir en cada entrevista: “es que mira, tú no eres de donde naces sino de donde te quieren, por eso yo ahora soy de (inserte país ganador)”.

Eventualmente, y si el Gobierno de su nueva nación accede, Martin podría optar por la doble nacionalidad, pero esto solo a partir del décimo año.

Extraoficialmente se supo que Guatemala y Colombia encabezarían la lista de países preinscritos. La idea, según trascendió, es contar pronto con una figura que les permita repotenciar su ya caduca flota de estrellas pop liderada por Ricardo Arjona y Juanes, respectivamente.

Comentarios

Comentarios