Publicado el por en Salud y bienestar, Tendencias.

Protesta ayer en Cartagena.
Protesta ayer en Cartagena.

Organizaciones animalistas de todo el país emitieron hoy un comunicado conjunto en el que expresan su “más firme rechazo y enérgica condena a la despiadada masacre” de la que estaría siendo víctima el mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus del Chikunguña.

“Denunciamos persecución sistemática y desconocimiento total de los derechos de estos animalitos que, según nuestros asesores místico-etológicos, son los únicos capaces en todo el cosmos de hacer vibrar sus alas al compás de las vibraciones de nuestra aura. Están siendo objeto de una estigmatización delirante que lleva a que la gente al verlos los neutralice sin siquiera darles la más mínima oportunidad de constatar si tenían o no la voluntad no de picar, término que debemos erradicar, sino de establecer una comunión sanguínea con el ser en condición de humanidad”, reza la misiva.

El llamado de estos grupos es a una gran movilización que tendrá lugar el próximo primero de febrero. “Es cruel, me desgarra el alma lo que está pasando. Los tachan de asesinos cuando el único asesino es el hombre. Ellos son personitas muy sensibles que si las dejas entrar a tu vida detonan cambios maravillosos que te acercan a tu yo más íntimo”, afirmó Rosa del Mar, soltera de 65 años que ya ha adoptado 400 de estos insectos mientras se toma la temperatura para controlar la fiebre.

Afirman, así mismo, que antes que atacarlos con armas químicas o destruirles su hábitat es necesario “generar toda una cultura de la convivencia y la aceptación mutua que lleve a una armonía entre su especie y la nuestra, lo cual solo es posible a través del entendimiento y la aceptación de nuestra condición última y poderosa de hermandad en pachamama”.

Piden entonces que haya pedagogía. Que los mosquitos sospechosos de portar el virus sean objeto de campañas de sensibilización para que le consulten antes a la persona con la que quieren “establecer comunión sanguínea” si “está interesada o no en recibir su ofrenda”, es decir, el Chikunguña.

“Y es que son las grandes transnacionales farmacéuticas las que nos metieron en la cabeza que lo que estas criaturas no ofrecen es un virus solo para después traernos la vacuna que es en realidad una manera de inocularnos el virus del capitalismo salvaje. No. Nada de eso. Es una ofrenda, ellos, en un acto de enorme generosidad nos quieren transmitir una experiencia de autoconocimiento y reconocimiento astral a través de la fiebre. Sí, aceptamos que a veces hay excesos, pero dígame señorita periodista, ¿qué son cien o doscientas personas que eventualmente puedan morir por esta enfermedad frente al genocidio de hasta un millón de mosquitos?”, pregunta Inti Flores, del colectivo “#FuerzaMosquito”.

La jornada de protesta incluirá una picatón masiva en la Plaza de Bolívar “para derrumbar falsos mitos” así como una destrucción masiva de vacunas de toda índole. Enterada del inconformismo, la Fiscalía anunció que ya abrió investigación contra quienes están promoviendo los homicidios del Aedes aegypti.

Comentarios

Comentarios