Publicado el por en Medellín, Nacional.

Un hecho inesperado amenazó con empañar el tradicional desfile de silleteros que tuvo lugar hoy en Medellín en el marco de la Feria de las Flores.

Alrededor de las siete de la mañana un grupo de animalistas que entonaban cánticos como “tradición no es depravación” y “sillletas, grilletas, tortura del asceta”, irrumpió en un bus parqueado en inmediaciones del puente de Guayaquil, lugar señalado para el comienzo del tradicional evento y tras amordazar a su conductor y a dos funcionarios de la alcaldía procedieron a, en palabras de ellos, ‘liberar’ a sus ocupantes, unos treinta campesinos provenientes del corregimiento de Santa Elena.

“Les dijeron que eran libres, que podían salir a revolotear y a aparearse”, aseguró un testigo. “Estaban frenéticos, muy emocionados, se tomaban selfis con los abuelitos que iban el bus y les acercaban baldes con agua y bienestarina para que comieran”.

Al parecer, solo tres de los ocupantes del automotor finalmente descendieron, y aunque los miembros del colectivo autodenominado “Flores sin cadenas” aseguran que lo hicieron en búsqueda de la libertad y la plena autonomía, allegados a ellos afirmaron que la mentada búsqueda era movida por fines más mundanos pues se circunscribía a un baño y a una farmacia donde comprar un pañal Tena y ‘mediecita de guaro’.  Todos ellos regresaron poco después, y algo despistados, al lugar cuando la Policía ya había retomado el control de la situación.

Consultado, un vocero de la organización aseguró que si esta acción fracasó fue porque décadas de alienación no se pueden romper de un solo tajo y porque a los silleteros les hace falta un proceso de empoderamiento y auroreconocimiento como animales políticos, esfuerzo para el cual pidieron recursos a la alcaldía de Medellín.

Comentarios

Comentarios