Publicado el por en Ambiente, Economía.

Tras la polémica desatada por la eventual administración de los parques naturales por parte del ministerio de comercio y turismo, una nueva discusión se desató esta mañana gracias a las declaraciones de la ministra Maria Claudia Lacouture, quien manifestó que los animales que habitan en los parques naturales del país ahora son empleados públicos, y como tales, deberán someterse a las regulaciones que los cobijan.

“Los parques naturales son muy bonitos y todo, pero la conservación no da billete. Ahora que el boom petrolero se acabó, tenemos que sacar provecho del turismo. Con la administración de los parques en nuestras manos, produciremos divisas para el país. La cuestión es muy sencilla: En lugar de preservar una quebrada, ponemos un tobogán acuático que termine en una venta de empanadas. Con las ganancias, los colombianos podrán comprar agua embotellada y así movemos la economía.”

De la misma forma, se refirió a los roles que la fauna nativa cumpliría bajo la administración de su ministerio.

“Los animales de los parques naturales ahora son empleados públicos. En esa medida, todos tendrán que inscribirse en el Sigep y el Secop, además de cotizar pensión y salud como independientes. Los monos, macacos y simios en general serán capacitados por el sena para trabajar como botones, Los tucanes, guacamayas, cacatúas, loros y similares ejercerán como traductores para los turistas extranjeros. Loro que no pase el TOEFL tendrá que trabajar abriendo pistachos. Los osos de anteojos deberán portar bata azul de aprendices y cumplir con un horario, a excepción de la osa del video, que tendrá teletrabajo por ser madre cabeza de familia. ¿Quién dijo que la conservación y el ecoturismo no pueden ir de la mano?”

Si bien las declaraciones de la ministra han generado malestar entre los conservacionistas, este medio supo que desde ya se han disparado las reservas para visitar los parques naturales.

Comentarios

Comentarios