Publicado el por en Salud y bienestar, Tendencias.

El famoso locutor y director de emisoras juveniles anunció esta mañana al aire que le solicitará personalmente al registrador nacional el cambio de edad en su cédula de 58 a 16 años.

La solicitud obedece -en palabras del virtual inventor de la radio juvenil- a que la edad no es la que la cédula diga, sino la que uno sienta en su corazón.

“Me gasté la juventud inventándome las ramplonerías que oímos hoy en las emisoras juveniles. Ahora que los años me han pasado la factura, no puedo sino decirle al mundo que nunca dejaré de ser joven. Es un sentimiento que en honor a mi derecho al libre desarrollo de la personalidad me impulsa a formalizarlo. Me siento de 16, pienso y vivo como si tuviera esa edad. No se por qué no puedo tener esa edad en mi cédula”, anota el afamado “disc jockey” en medio de un prom.

La solicitud de Villalobos sorprendió al personal de la Registraduría asignado a resolver su caso, pues además de las obvias implicaciones burocráticas, desataría una avalancha de consecuencias legales.

“Si el señor Villalobos quiere tener legalmente 16 años, implicaría que en lugar de cédula, habría que expedirle tarjeta de identidad. De la misma forma, necesitaría un acudiente mayor de edad y permiso de sus padres para salir del país. En cualquier caso, su solicitud tomaría tiempo, ya que hasta el día de hoy no hemos podido encontrar la edad de Amparo Grisales. Por lo tanto, cambiar la edad de este adolescente sería una tarea igualmente complicada”, manifestó Victor Landínez, director de solicitudes especiales de la Registraduría Nacional del Estado Civil y casualmente delegado del “Club Peter Pan” para Colombia.

Comentarios

Comentarios