Publicado el por en Bogotá.

Petro26

Mediante un comunicado, la Alcaldía Mayor de Bogotá aclaró la confusión que se generó ayer cuando el alcalde Gustavo Petro publicó en su cuenta de la red social Twitter una foto que supuestamente correspondía a las consecuencias del fuerte aguacero que cayó ayer sobre Medellín, resultando la imagen ser de una célebre granizada que azotó a Bogotá hace varios años.

Lo que sorprende es que el texto, antes que rectificar, aporta singulares argumentos que le dan la razón al burgomaestre. A continuación algunos apartes:

-El territorio que hoy ocupa la calle 26, entre la carrera séptima y la avenida Caracas, perteneció primero al encomendero Don Jesús Aristizábal y Múnera, de origen vasco, quien posteriormente se radicara en el actual departamento de Antioquia. Años después, estos predios pasaron a manos del hacendado también antioqueño “Pepe” Sierra -el mismo de la APP de la estación de la calle 116 de Transmilenio- y, más recientemente, en la cercanía de los mismos se encuentran oficinas de Bancolombia, de Coltejer, una sucursal del conocido restaurante Las Acacias y, más abajo, en el Centro Comercial Gran Estación una Tienda Verde, que ofrece artículos del equipo Atlético Nacional. Razones de sobra que ponen en evidencia el inocultable y poderoso raigambre antioqueño de la zona.

-En la Bogotá Humana sabemos que los títulos de propiedad no pueden determinar el ethos de un territorio. En esa medida debemos añadir que en la zona se encuentra la fuente de “La rebeca” que es punto de reunión de hinchas del Atlético Nacional que desde hace varias décadas han llevado a cabo un proceso de resignificación y reapropiación del lugar, insertándolo en sus mapas de sentido geodeportivocultural. En tal razón, la zona tiene un elemento antioqueño adicional.

-En lo concerniente a la no concordancia temporal, Ricardo Zappa, físico oficial de la Bogotá Humana, ha demostrado ya que, según los más recientes hallazgos de física cuántica y gracias a los aportes de la teoría de cuerdas es posible “incorporar una cuarta dimensión que relativiza la trayectoria temporal en el análisis político. ¿Qué quiero decir con esto? Que una apreciación con soporte gráfico, en un momento determinado, no necesariamente está anclada en una concepción tradicional-cronológica del espacio-tiempo, de ahí que podamos decir que lo que hoy tuitea el Alcalde puede abarcar pasado, presente o futuro, independiente de consideraciones de observadores externos. Es decir, no se equivocó, esa foto puede de ayer y en Bogotá”.

-Si lo anterior no es suficiente, basta con remitirnos al Concilio de Teusaquillo de 2012, en el que se estableció la infalibilidad de Gustavo Petro. Así, gústele o no a las mafias, esa foto corresponde a Medellín un 29 de octubre de 2014 y, de la misma manera, el Liceo Francés es y será una Institución Educativa Distrital.

Comentarios

Comentarios